Gradiva es un refugio, una casa urbana.

-Historia del Centro Terapéutico Gradiva-

Hoy estamos aquí porque no hay ningún lugar donde escondernos de nosotros mismos

Un 22 de diciembre de 1972, nace la comunidad terapéutica Gradiva a instancias de un grupo de profesionales con el objeto de estructurar un nuevo sistema de atención a patologías psicóticas, uniendo los conocimientos de la comunidad terapéutica de Maxwell Jones con los conocimientos del psicoanálisis y de la psicología sistémica.

El origen del nombre Gradiva lo da uno de los primeros trabajos de S. Freud de psicoanálisis aplicado.
Más específicamente la Gradiva de Wilhem Jensen, en donde Freud rescata el papel del amor y el vinculo en el tratamiento de la psicosis.

De ese grupo originario y fundador de Gradiva, solo queda el Dr. Juan Alberto Yaría, actual Director General Institucional y de los diversos programas terapéuticos.

A tono con las nuevas realidades epidemiológicas la Comunidad Terapéutica Gradiva comienza, a partir de la década del 80, a abordar los fenómenos adictivos ligados a la droga dependencia y al alcoholismo. Para hoy día trabajar específicamente sobre las patologías adictivas con doble diagnóstico.